El director independiente o Cómo mitigar la concentración de poder

La estructura de propiedad en Latinoamérica y Europa Continental se relaciona con la concentración en la propiedad o la configuración de estructuras piramidales o de preferencias, que permiten a ciertos accionistas manejar las sociedades. Así, logran elegir a la mayoría de los directores y tomar decisiones que afectan negativamente a los accionistas minoritarios.

En algunos países sajones, en cambio, las sociedades de accionistas se caracterizan por la alta atomización en la propiedad, lo que entrega gran poder a los directores de la sociedad, muchas veces a expensas de los accionistas. Son conocidos los casos como el colapso de Enron o WorldCom, donde hubo fuertes conflictos de interés y una inadecuada alineación de los incentivos.

La incorporación de directores independientes apunta a evitar o mitigar la acumulación de poder en agentes que, al no ser debidamente monitoreados, tienen más facilidades para actuar en su propio beneficio.

Los directores independientes pueden constituir un contrapeso y una señal de alarma frente a medidas que perjudiquen el interés social de todos los accionistas.

Estos actores se transforman en los principales supervisores de la administración de la sociedad, pudiendo disentir cuando lo estiman conveniente e iniciar acciones tendientes a esclarecer o transparentar prácticas de la administración. Por este motivo se han convertido en el pilar fundamental de los gobiernos corporativos, su rol es crucial para que los códigos o principios de gobierno puedan aplicarse en las sociedades, a tal punto que hoy son un requerimiento de los principales centros bursátiles del mundo.

En la última recomendación formulada por el NYSE se ha requerido que las sociedades listadas tengan una mayoría de sus directores independientes.

La definición de independencia puede determinarse positivamente en la medida que se cumple con ciertos requisitos o negativamente en la medida que no se cumple con ciertas inhabilidades. Básicamente, la independencia puede establecerse cuando el director no pertenece al grupo de los insiders o a ningún grupo que tenga interés en la sociedad (stakeholders). Esto es difícil de cumplir, por cuanto requiere que el director no tenga relación con la sociedad ya sea como accionista, socio, empleado, acreedor, parentesco con alguna entidad o persona relacionada a la sociedad o vinculación con alguna empresa que preste servicios de importancia o se encuentre relacionada a la sociedad.

De esta forma, se intenta reducir o eliminar cualquier conflicto de interés o sesgo que pueda surgir en la toma de decisiones de los directores. Por ello, la definición que se adopte debe responder y asegurar dicho atributo en cada organización, debiendo establecer procedimientos claros para la evaluación de la independencia.

Pero esto no debe ser llevado al extremo de pensar que todos los directores deben ser independientes en el directorio, ya que quienes tengan mayor interés comprometido en la sociedad tienen derecho a participar en forma activa, principalmente en la dirección estratégica de la empresa aportando su propia visión.

Los directores independientes supervisan las actividades realizadas por los insiders (principalmente) y entregan propuestas a la junta de accionistas o toman decisiones en materias esenciales para la sociedad.

 

Funciones del director independiente

Mientras en algunos países pueden ejercer sus funciones con relativa autonomía, en otros requieren de la aprobación del directorio en ciertas materias. Algunas de las funciones más importantes son:

– Analizar potenciales conflictos de interés, como transacciones entre partes relacionadas, desviaciones de oportunidades de mercado, préstamos a ejecutivos.

– Analizar los estados financieros velando que se ajusten a los principios contables.

– Analizar los sistemas de auditoria interna, observando su buen funcionamiento.

– Velar por la transparencia en la entrega de información.

– Evaluar el desempeño de los ejecutivos y el cumplimiento de los objetivos trazados en el plan estratégico.

– Exigir a la administración la entrega de información o antecedentes sobre aquellas materias donde los directores independientes deseen indagar o investigar.

 

Los directores por su calidad de independientes pueden tomar medidas correctivas o entregar su opinión a la junta de accionistas para evitar desviaciones a los intereses sociales de la compañía.

 

Materias en las que los directores realizan propuestas a la junta de accionistas o ejercen su autoridad:

– Elección de los auditores independientes.

– Aprobación de actividades no relacionadas con la auditoría realizadas por los auditores independientes.

– Aprobación y propuesta de los planes de recompensa a los ejecutivos.

– Propuesta para la renovación de los directores.

– Mecanismos de evaluación de los ejecutivos y del cumplimiento de los objetivos.

– Todas aquellas que la ley o los estatutos le confieran a los directores independientes.

 

Debilidades de actuar con directores independientes

Un punto importante, es el conflicto de interés personal que puede afectarlo, ya que al actuar independientemente e introducir “ruido” podría poner en peligro la continuidad de su cargo y por lo tanto, dejar de percibir ingresos. Además deben ser cuidadosos de no interferir en el normal funcionamiento de la sociedad y no establecer procedimientos que restrinjan la capacidad innovadora y emprendedora de la misma.

Por estas razones, es tan importante la autoevaluación que los directores hagan de sus propias funciones, como la supervisión que realicen de las labores de los ejecutivos.

Asimismo, una evaluación de los directores es necesaria para potenciar al directorio y reorientar el trabajo en aquellas áreas débiles con el objeto de corregir posibles conflictos y mejorar el trabajo en las sesiones de directorio.

 

Fundamentalmente, el trabajo de los directores es un trabajo en equipo y por tanto requiere de una buena compenetración entre sus miembros.

 

Fuentes:

Gobiernos Corporativos y Directores Independientes
Luis Figueroa D, Francisco Santibáñez M
División de Estudios y RR.II Superintendencia de Valores y Seguros de Chile

6 Principios de Gobierno Corporativo OCDE / G20 2016 español

Informe Cadbury: 25 años de Gobierno Corporativo