Guía Práctica de Gobierno Corporativo IV – Motivación: captar y retener accionistas

Esta nueva serie de artículos es una suerte de digesto donde el lector podrá encontrar una síntesis de la Guía Práctica de Gobierno Corporativo elaborada por ODCE, IFC y GCCF, basada en las Experiencias del Círculo de Empresas de la Mesa Redonda Latinoamericana

 

Esta guía, dividida en siete capítulos, recrea la travesía que emprenden los líderes empresariales al implementar el cambio. Comienza por las motivaciones y termina con los beneficios, ayudando al lector a comprender la lógica del proceso de implementación de gobierno corporativo.

 

Orden de los capítulos

 

Captar y retener accionistas

La mejora del Gobierno Corporativo es fundamental para acceder a nuevas fuentes de financiamiento. Según los estudios, en condiciones generales de igualdad, al momento de elegir, los inversores suelen colocar sus fondos en las empresas mejor gobernadas. Esto no significa que las mejoras de gobierno sean la única respuesta, pero las empresas siempre deben apuntar a elevar sus estándares en la materia.

 

Mejorar su Gobierno Corporativo ayuda a las empresas a atraer nuevos inversores y a explotar nuevas fuentes de financiamiento, y esto motiva a muchas empresas a continuar mejorando para retener a los accionistas existentes o atraer a nuevos inversores minoristas y/o de cartera.

 

La falta de capacidad interna impulsa la búsqueda de financiamiento externo

Los fundadores de CCR (Companhia de Concessões Rodoviárias), un consorcio de concesionarios de peajes, sabían que su capacidad de inversión no podría responder a la oportunidad planteada por la privatización de la enorme red de autopistas brasileñas. Aunque CCR estaba integrada por empresas importantes del sector de la construcción, comprendieron que debían atraer otros inversores para sus operaciones, ya que estás demandan mucho capital.

Sabían que no sería fácil. Después de todo, ¿quién querría invertir en una empresa controlada por sus principales proveedores? El potencial de posibles conflictos de interés era obvio, y los inversores sólo estarían satisfechos con una garantía creíble de transparencia e imparcialidad. La respuesta inicial a este desafío fue el equilibrio del gobierno corporativo. CCR convocó a Brisa, un operador internacional de carreteras de peaje que no participaba del sector de la construcción de autopistas de Brasil, para que integrara el grupo de accionistas mayoritarios y para que abogara por la transparencia. La reestructuración de la propiedad fue el primer paso para el buen gobierno: la participación equitativa de los accionistas mayoritarios garantizó el equilibrio de poder. A continuación, la empresa implementó una serie de procedimientos y medidas que mostraron al mercado que contaba con una estructura de gobierno capaz de proteger los derechos de los accionistas minoritarios. El resultado: CCR atrajo a los inversores adicionales que buscaba, a la vez que mantuvo la confianza de los accionistas existentes.

 

Expandiendo la base accionaria

Grupo ISA es la empresa de transmisión eléctrica más grande de Colombia y una empresa mixta de servicios públicos. Se creó en 1967 como una empresa del Estado dedicada a conectar las redes de transmisión eléctrica que existían en ese momento en las distintas regiones de Colombia. Sin embargo, tras cubrir los requerimientos energéticos del país, planificó su expansión para saltar las fronteras nacionales.

Esta nueva visión requirió la revisión de su estructura de capital y con el respaldo de mejores prácticas de gobierno, se consiguieron los siguientes resultados:

  • En 2000, ISA se convirtió en la primera empresa mixta de servicios públicos de Colombia que democratizó su propiedad, atrayendo a nuevos accionistas minoritarios que se hicieron con el 13,62% del capital de la empresa.
  • Sabían que la participación accionaria del Estado podría dificultar la atracción de más inversores, por lo que ISA introdujo prácticas adicionales de buen gobierno para disipar las dudas.
  • Esto facilitó el éxito de una OPA, a la que pronto siguió un segundo tramo en 2002.
  • En poco tiempo, los nuevos accionistas privados de ISA controlaban el 30% de la empresa.

 

Fuente: Guía Práctica de Gobierno Corporativo  ODCE, IFC y GCCF