Licencia Social para Operar (LSO) ¿Qué están haciendo mineras?

Las compañías mineras de Canadá comprenden cuán importante es obtener y conservar la LSO de todas las partes involucradas.

 

Algunas empresas mineras canadienses son reconocidas por su compromiso con el desarrollo social adoptando las mejores prácticas de negocio y programas de RSE. También participan en iniciativas internacionales como el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la Iniciativa para la Transparencia en las Industrias de Extracción (EITI por sus siglas en inglés), y los Principios Equator.

La Asociación Canadiense de Prospectores y Empresarios puso en marcha el e3 Plus, un Marco para la Exploración Responsable que establece principios, directrices y herramientas.

Los Principios para la Exploración Responsable establecen que las compañías canadienses deben:

  • Comprometerse con las comunidades en las que llevan a cabo sus proyectos
  • Contribuir al desarrollo y el bienestar de la comunidad
  • Aplicar prácticas éticas de negocio
  • Respetar los derechos humanos
  • Proteger el medio ambiente
  • Adoptar sistemas de gestión y gobernanza responsables
  • Comprometerse a aplicar la debida diligencia y a realizar una evaluación de riesgo del proyecto
  • Salvaguardar la salud y seguridad de los trabajadores y de las poblaciones locales

 

La Herramienta de Prevención de Conflictos explica detalladamente los objetivos y principios del compromiso social, los problemas típicos que han obstaculizado el involucramiento de las compañías con las comunidades, el proceso para construir buenas relaciones con todas las partes involucradas, los requisitos que deben cumplir las empresas para participar y las mejores prácticas y herramientas que existen en la actualidad para que la comunidad se involucre.

 

La Asociación Minera de Canadá (AMC) lanzó la iniciativa Hacia la Minería Sustentable (TSM por sus siglas en inglés) para cubrir de manera responsable las necesidades de minerales, metales y productos energéticos de la sociedad.

 

La TSM se compone de Líneas Directrices respaldadas por Protocolos que establecen indicadores específicos para auxiliar en la identificación del desempeño actual de las compañías mineras canadienses en diversas áreas clave, siendo uno de ellos el acercamiento a, y la divulgación en las comunidades.

Las Líneas Directrices reconocen el compromiso de los miembros de la AMC con:

  • La rendición de cuentas
  • La transparencia
  • El diálogo
  • La conducta ética
  • Los derechos humanos
  • La protección al medio ambiente
  • La salud y seguridad de los empleados y comunidades
  • El respeto a otras culturas, costumbres y valores de las personas
  • La consideración de las prioridades, necesidades e intereses de la comunidad a lo largo de todas las etapas de la exploración, desarrollo, operaciones y cierre de las minas
  • El ofrecimiento de beneficios a largo plazo a las comunidades a través de programas autosuficientes que mejoren los estándares económicos, ambientales, sociales, educacionales y de cuidado a la salud que tienen actualmente.

 

Además, el Protocolo de la TSM para la “Evaluación del Desempeño del Acercamiento Comunitario y Aborigen” establece indicadores específicos para evaluar, en una escala del 1 al 5:

  • La identificación de las partes interesadas (las comunidades de interés)
  • El nivel de compromiso y diálogo
  • Los mecanismos de respuesta a los intereses de los involucrados
  • El sistema de rendición de cuentas

Los miembros de la AMC tienen el compromiso de evaluar y reportar sobre su desempeño anualmente, y esta información está a disposición del público en los Informes de Avance de la Iniciativa “Hacia la Minería Sustentable” de la Asociación Minera de Canadá.

 

Fuentes: Realidad Minera

Licencia Social para Operar ( Ian Thomson / Robert Boutilier)