Mercados emergentes y ESG

Los países menos desarrollados pueden enfrentar más desafíos políticos, económicos o estructurales que los desarrollados. Como consecuencia, la inversión en mercados emergentes generalmente se caracteriza por niveles de riesgo más altos que las inversiones en mercados plenamente desarrollados.

Los mercados emergentes han avanzado mucho en lo que respecta a ESG (aspectos sociales, ambientales y de gobierno) a lo largo de los años, y ahora hay una constelación de empresas que pueden competir cara a cara con sus pares del mercado desarrollado. De hecho, se han puesto al día con los desarrollados en lo que se refiere al desempeño ambiental y social incluso si, en conjunto, están rezagados en términos de métricas de gobernabilidad.

Por supuesto, los inversionistas deben ser conscientes de las diferentes dinámicas de propiedad: la propiedad del gobierno es más prevalente, y si bien esto puede no ser un problema, es importante entender las motivaciones y la alineación de las partes interesadas en tales casos. Del mismo modo, la propiedad familiar es más común que en los mercados desarrollados, pero, como muestran los estudios, invertir junto con los propietarios de las familias puede ser una estrategia a largo plazo muy beneficiosa.

 

En Sudáfrica, la adopción del Informe King sobre Gobierno Corporativo ha conducido a algunos de los mejores informes integrados en cualquier parte del mundo, comunicando un enfoque holístico claro de estrategia, planificación y cómo los recursos de las empresas se utilizan para crear valor. 

Es importante resaltar que muchos países de mercados emergentes han reafirmado su compromiso con el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, luego de la decisión de Estados Unidos de partir.

Con respecto a la compensación de los ejecutivos, que regularmente aparece en los titulares de los mercados desarrollados, este tema es algo menos controvertido, debido a los paquetes de pago relativamente modestos que se ofrecen al típico ejecutivo de mercados emergentes.

Si bien los problemas particulares pueden variar, la justificación para llevar a cabo un análisis ESG en los mercados emergentes no es diferente de la de los mercados desarrollados. 

La propiedad de los fundadores y los gobiernos es más común en los mercados emergentes y esto significa que hay un mayor enfoque en la dinámica del directorio, incluidos los procesos de independencia de los directores.

El gobierno se encuentra en el centro del análisis, ya que es un determinante fundamental del desempeño a largo plazo y, por lo tanto, de la sostenibilidad de un negocio.

Mientras que Sudáfrica lidera el camino para la presentación de informes integrados, hay rezagados en otros mercados emergentes. En Europa, donde los estándares de divulgación son muy buenos, sería razonable suponer que aquellas compañías con poca divulgación también tienen una actitud laxa hacia los asuntos ESG. Sin embargo, no es sensato hacer esta suposición en los mercados emergentes. En lugar de una mala práctica subyacente, a menudo es simplemente una cuestión de revelación, ya que la gerencia no comprende por qué estos factores son de interés para los inversionistas y cómo pueden informarse de manera más efectiva.

 

Descargue la versión en pdf aquí

 

Fuente:

Martin Currie