Guía Práctica de Gobierno Corporativo VI – Motivación: enfrentar y responder a las presiones externas del mercado

 

Esta nueva serie de artículos es una suerte de digesto donde el lector podrá encontrar una síntesis de la Guía Práctica de Gobierno Corporativo elaborada por ODCE, IFC y GCCF, basada en las Experiencias del Círculo de Empresas de la Mesa Redonda Latinoamericana.

 

Esta guía, dividida en siete capítulos, recrea la travesía que emprenden los líderes empresariales al implementar el cambio. Comienza por las motivaciones y termina con los beneficios, ayudando al lector a comprender la lógica del proceso de implementación de gobierno corporativo.

 

Orden de los capítulos

 

Enfrentar y responder a las presiones externas del mercado

Las presiones externas pueden provenir de la competencia global, la escasez de materias primas o los costos fluctuantes de otros insumos de la empresa. Los inversores son otra fuente central que ejerce presión sobre la empresa. Ellos están muy interesados en reducir su riesgo mejorando el gobierno de las empresas en las que invierten.

 

Los estudios demuestran que los marcos de Gobierno Corporativo con niveles deficientes y controles débiles siguen enfrentando obstáculos para obtener inversión, ya que los inversores extranjeros tienen mayores dificultades para obtener información confiable en dichos países.

 

Aunque el total de la inversión extranjera sea inferior en estos países, por diversas razones, como la diversificación de su cartera, puede que consideren invertir a pesar de las insuficiencias de Gobierno Corporativo, la reglamentación del mercado de valores y los controles. En estos casos, lo más probable es que los inversores opten por las empresas que se diferencien en su compromiso de mejorar su gobierno.

A veces, las demandas del mercado externo desencadenan o aceleran el ritmo de implementación de las mejoras del Gobierno Corporativo de una empresa.

 

Cumplimiento con las normas

Los nuevos requisitos legislativos o reglamentarios pueden suponer una importante oportunidad para que las empresas se replanteen sus procesos de gobierno e incrementen su valor.

CPFL Energía aplicó este enfoque partiendo de los requerimientos para las empresas que cotizan en el Mercado de Valores de Nueva York y los requerimientos nacionales de cotización, como una estrategia eficiente para cumplir con las reglas del mercado.

La empresa creó una unidad de cumplimiento para garantizar la adhesión a las normas de los mercados de valores en que cotizaba (BM & FBOVESPA y NYSE). Asimismo, la unidad trabaja para garantizar que la empresa cumpliera con todas las disposiciones de la Ley SarbanesOxley.

 

Los líderes de la empresa recuerdan que para cumplir con el Artículo 404 de la Ley  Sarbanes­Oxley sobre controles internos en la preparación de los estados contables,  debieron alterar considerablemente los procesos de la empresa.

 

Expandiendo la base de capital

Apenas comenzaron a debatir sobre la mejor manera de acrecentar el capital de la empresa, como un factor clave en su proceso de reestructuración, los accionistas de NET se enfrentaron con diversos problemas. Si no se hubieran abordado adecuadamente, la situación podría haber derivado en un trato diferencial entre los titulares de acciones con derecho y sin derecho a voto.

Consciente de los posibles problemas, la empresa llevó el caso a la Asociación Brasileña de Inversores Minoritarios, la ANIMEC. Tras un debate intenso y abierto en el seno de la ANIMEC, la gerencia de NET compartió las recomendaciones de la Asociación con el directorio de la empresa.

Es interesante señalar que la empresa previó la posible presión externa y manejó la situación aclarando las inquietudes.

 

El intercambio franco y pujante entre todas las partes —incluyendo a los accionistas minoritarios—, demostró que las medidas del buen Gobierno Corporativo pueden dar una respuesta a las preocupaciones de todos los interesados.

 

El directorio identificó caminos para simplificar el proceso de reestructuración del capital y resolver los asuntos conflictivos.

Fuente: Guía Práctica de Gobierno Corporativo ODCE, IFC y GCCF