Encuesta de Principios de Gobernabilidad: Diversidad de Género en las Juntas

Una parte clave del proceso de formulación de políticas de referencia mundial anual de ISS (Institutional Shareholder Services Inc.) es la encuesta abierta a inversores institucionales, ejecutivos corporativos, miembros de directorios y otras partes interesadas. El documento se cerró el 31 de agosto de este año.

En total, ISS recibió 602 respuestas a la encuesta, de un total de 571 organizaciones diferentes: 121 de inversores institucionales que representan a 116 organizaciones. También recibió respuestas de 382 emisores corporativos y otras adicionales a encuestas de no inversionistas de 46 consultores/asesores de empresas; 28 directores corporativos; y 13 organizaciones que representan o brindan servicios a los emisores. Estas respuestas se agregaron con las del emisor, lo que arroja un total de 469 respuestas de “no inversionistas”.

El mayor número de encuestados -más de 400- provenía de Estados Unidos, 51 de Canadá y 84 de Europa y/o el Reino Unido, así como de Australia, Hong Kong, Singapur, India, Brasil, Rusia y Bermudas. Muchos de ellos tienen un enfoque que va más allá de su propio país de origen.

 

Diversidad de Género en las Juntas

El enfoque global en aumentar la diversidad de género en las salas de directorio ha crecido en los últimos años. ISS preguntó a los encuestados si consideraban que era problemático que hubiera cero directores en una junta pública de la compañía. La mayoría (43 %) dijo que la ausencia de mujeres directoras podría indicar problemas en el proceso de reclutamiento del directorio, mientras que el 26 % respondió que, aunque la falta de directoras sea problemática, sus preocupaciones pueden ser mitigadas si existe una política o enfoque divulgado que describa las consideraciones tomadas en cuenta por el directorio o el comité de nominación para aumentar la diversidad de género.

 

Un poco menos de la cuarta parte (23 %) de los inversionistas encuestados indicó que pueden encontrar la falta de directoras como problemática sobre un análisis caso por caso.

 

Entre los factores citados por los inversionistas encuestados se encuentran: la idoneidad de los directores existentes sobre la base de su experiencia y sus habilidades; si el directorio se compone de personas capaces de representar a los accionistas; tamaño de la empresa y situaciones de giro.

De los inversionistas encuestados que indicaron que la falta de directoras en una junta pública es o podría ser problemática, la mayor cantidad mencionó el compromiso con el directorio y/o la gerencia como la respuesta más apropiada. La segunda respuesta más popular fue considerar apoyar una propuesta de accionista dirigida a aumentar la diversidad. La tercera acción más favorecida por los encuestados fue apoyar a un candidato nominado a los accionistas.

Una mayoría (54%) de los encuestados no inversionistas respondió “sí” cuando se le preguntó si la ausencia de una directora mujer en una junta es problemática, aunque más de la mitad de estos encuestados dijeron que sus preocupaciones podrían ser mitigadas por la política divulgada por una compañía o enfoque. Sólo alrededor de uno de cada cinco (19 %) de los encuestados no inversionistas dijo que la falta de diversidad no era una preocupación si directores son los más adecuados. De los encuestados no inversionistas que indicaron que la ausencia de directoras en el directorio puede ser problemática sobre la base de una determinación caso por caso, los comentarios reflejan los de los inversores encuestados con respecto a tener en cuenta la experiencia de los directores y los conjuntos de habilidades. Otros comentaristas no inversionistas expresaron su preocupación por la adopción de “cuotas”.

Al igual que los inversores encuestados, la acción de los inversionistas que no son los más comúnmente preferidos en respuesta a la falta de diversidad de género fue el compromiso con el directorio y la administración. Sin embargo, a diferencia de los inversores encuestados, los no inversionistas favorecían votos contra miembros del comité de nominación en lugar de apoyar a un accionista nominado al directorio.

 

Fuente: Harvard Law School Forum on Corporate Governance and Financial Regulation   2017-2018 ISS Global Policy Survey