Chile encuesta gobiernos corporativos: Resultados 2016 y comparativo con 2015

Pese a la mejor disposición de los directores chilenos a incorporar buenas prácticas de gobierno corporativo, según la Encuesta a Directores tomate® / La Tercera 2016, la normativa vigente se ha transformado en un riesgo creciente para el mejor desarrollo de la institucionalidad económica.

Ingreso de perfiles

Con respecto a la pregunta: “¿Cree Ud. que su directorio mejoraría su funcionamiento con el ingreso de perfiles profesionales, de género o culturales diferentes a los actuales?”, hubo un leve aumento en el porcentaje de encuestados que opina que su directorio funcionaría mejor con el ingreso de nuevos perfiles profesionales. Este incremento se debe en cierta medida a la disminución de las respuestas “no” y a quienes en 2015 se abstuvieron de contestar.

Asimismo, se observa una clara tendencia en la edad de los encuestados donde a medida que aumenta la edad, disminuye la opinión sobre el aporte del ingreso de nuevos perfiles profesionales al funcionamiento de sus directorios.

A la vez, se observa que entre las empresas cerradas hay un mayor porcentaje de encuestados que opina positivamente respecto a la inclusión de esos nuevos perfiles.

 

Contribución de elementos de la normativa NCG 385 de SVS

Los elementos mejor evaluados en 2016, puntuando por encima del 80% son:

  • Contar con un canal formal, anónimo y trazable de denuncias abierto a todos los públicos pertinentes que es informado periódicamente al directorio
  • Contar con una página web actualizada con toda la información pertinente y de acceso fácil
  • Contar con un procedimiento para la inducción de cada nuevo director a los temas relevantes de la compañía
  • Realizar visitas a terreno de las distintas dependencias e instalaciones de la compañía

Los elementos que contribuyen en menor medida, aunque también de forma relevante (entre 67 y 77%), son:

  • Reunirse al menos trimestralmente con la unidad de auditoría interna de la compañía o su responsable de funciones equivalentes
  • Reunirse al menos trimestralmente con la unidad de gestión de riesgos de la compañía o con su responsable de funciones equivalentes
  • Contar con un proceso formal anual de revisión de las políticas de compensación, sus incentivos y riesgos asociados, del gerente general y ejecutivos principales
  • Contar con un sistema de información de acceso seguro, oportuno, remoto y permanente por parte de cada director
  • Contar con un proceso formal de gestión y control de riesgos de estándar internacional aprobado por el directorio y ejecutado por una unidad especializada e independiente de la Administración
  • Contar con una autoevaluación del directorio respecto de la adopción de las prácticas contenidas en la norma 385, revisada y validada por un tercero experto

Se observa un aumento significativo entre las mediciones 2015 y 2016 en las evaluaciones de estos elementos de la norma. A pesar de que en 2015 éstas fueron bien evaluadas, en 2016 se observó un aumento de hasta 22 puntos porcentuales.

Contar con un canal formal, anónimo y trazable de denuncias abierto estuvo en cuarto lugar el 2015, donde un 62% opinó que dicho elemento contribuye a sus directorios, situación que aumentó a 84%. Esto va en línea con la figura del “whistleblower” desarrollada en Estados Unidos a través de la ley Dodd-Frank.

Asimismo, hubo un aumento de 13 puntos porcentuales en la evaluación del aporte de la realización de reuniones del directorio relativas a auditorías internas, externas y unidades de riesgo en ausencia del gerente general. Por el contrario, en 2016 disminuyó ligeramente la evaluación respecto a la necesidad de opinar sobre la cantidad máxima de directorios en que es aconsejable participar, continuando como la medida peor evaluada.

Por otra parte, se observa una tendencia con relación al ingreso anual de la empresa, donde a medida que aumenta este ingreso, aumenta el porcentaje de personas que opina que contar con un canal formal, anónimo y trazable de denuncias contribuye al funcionamiento de su directorio. Así, esta opinión aumenta entre aquellos encuestados de empresas abiertas en bolsa y otros tipos como estatales o sin fines de lucro. Se puede inferir que a medida que aumenta el tamaño y complejidad de la empresa, este elemento cobra más relevancia.

En cuanto a contar con una página web actualizada con toda la información pertinente y de acceso fácil, a pesar de que hay una aprobación generalizada del aporte de contar con una página web actualizada con toda la información pertinente, los hombres apoyan en mayor medida que las mujeres este elemento. Del mismo modo, los encuestados de empresas abiertas valoran en mayor medida este elemento de la norma.

Con respecto a contar con un procedimiento para la inducción de cada nuevo director a los temas relevantes de la compañía, los directores son quienes en menor medida opinan que contar con un procedimiento al respecto mejora el funcionamiento de sus directorios, en contraposición con los directores independientes del controlador, quienes valoran más este elemento.

Los encuestados con trayectorias profesionales corporativas son quienes mejor evalúan este elemento de la norma, donde prácticamente 9 de cada 10 opina que contar con este procedimiento mejora el funcionamiento de sus directorios.

 

Fuente: Cuarta encuesta gobiernos corporativos en Chile – 2016 PDF