Argentina: Informe sobre género en directorios de empresas bajo el Régimen de oferta pública

Este informe, presentado por la CNV en el marco del Toque de campana para la equidad de género el 7 de marzo de 2018, ofrece escenarios de mejora y desarrollo para concientizar, fomentar y facilitar la inclusión y la igualdad de oportunidades para ambos géneros.

El análisis y estudio de la problemática de la equidad exige trabajar con un enfoque dirigido al progreso en el equilibrio de género en los directorios y espacios de toma de decisiones de las empresas, a través de una mejor gobernanza que no solo impacte en un desempeño financiero más sólido, sino que también permita llevar adelante una mejor gestión de la diversidad.

 

Género y directorio en la agenda global

Un sondeo llevado a cabo por la Women Corporate Directors Foundation en 2016, en el que se entrevistaron a más de 4.000 directores, tanto hombres como mujeres, arroja enfoques claves en materia de la equidad de género en el directorio y la alta gerencia. Es relevante que, para los directivos entrevistados, en el sector privado el desafío que se señala como primero entre las preocupaciones del mundo empresarial es el de atraer y retener talento (el 48% de los encuestados en el sector privado lo señaló como prioritario). En el sector público esta preocupación ocupa el segundo puesto en materia de desafíos prioritarios (38% de los encuestados lo colocó en agenda).

En el marco de dicha encuesta, se consultó a los entrevistados cuáles eran los motivos por los que consideraban que había una baja representación femenina en los puestos de liderazgo. La respuesta varió considerablemente de hombres a mujeres. Así, un 36% de entrevistadas respondió que la principal razón es que la diversidad no es una prioridad para el reclutamiento, mientras que solamente el 6% de los entrevistados varones indicaron a ésta como una razón para la falta de mujeres en posiciones de liderazgo. Por el contrario, el 36% de los hombres consideró que el problema es la falta de candidatas mujeres adecuadamente calificadas.

Las dos observaciones anteriores contrastan con el panorama global de cantidad de mujeres que se capacitan a niveles universitarios de grado e ingresan en el mercado laboral. La Corporación Financiera Internacional (IFC) señala que las mujeres en los países en vías de desarrollo están ingresando a la fuerza laboral cada vez con mayores calificaciones.

 

De acuerdo con estadísticas de 2006 ingresaron al mundo laboral 26 millones de graduadas universitarias. Esto contrasta con la baja representación que las mujeres poseen en los mandos gerenciales y en el directorio.

 

En Argentina, según la Síntesis de Información y Estadísticas Universitarias, elaborada por el Departamento de Información Universitaria, Ministerio de Educación y Deportes, para 2015 y 2016, se muestra una importante presencia femenina en el ámbito universitario tanto de ingresantes como de cursantes y graduados. Así, para todo el sector de educación superior de grado, tanto público como privado, hay un 58% de mujeres ingresantes y cursantes y un 61% de mujeres egresadas para todas las carreras en el año 2016. El sector estatal concentra el 78,7% de los estudiantes, de ellos el 45,2% son mujeres. La mayor cantidad de estudiantes femeninas en el sector público y privado se encuentra en el rango etario de entre 20 y 29 años.

En 2017, la tasa de actividad de las mujeres se sitúa en el 49,4 por ciento y no se espera que esta situación cambie durante 2018.

 

En Argentina las mujeres representan un 42% de la fuerza laboral total del país pero, en promedio, solamente reciben un 74% del salario de un varón por el mismo puesto laboral.

 

Diferentes estudios han señalado beneficios concretos en las empresas cuyos directorios poseen una representatividad de género más amplia, entre ellos:

  1. Rendimiento financiero superior: las empresas con al menos 3 mujeres en sus directorios experimentan mayores retornos para los accionistas y mejor retorno del capital. De acuerdo a un estudio de 2007, las 25 empresas con mayor representación financiera de las Fortune 500 arrojaron resultados sustancialmente superiores.
  2. Mayor foco en el gerenciamiento de riesgos: los directorios con representación femenina suelen enfocarse en el manejo de riesgos a través de las preocupaciones y cuestiones planteadas por clientes internos y externos e inversores.
  3. Mejor comprensión del mercado de consumo: los directorios con mayor presencia femenina parecen mejor equipados para desarrollar productos y servicios atractivos para los consumidores. A su vez, ciertos estudios demuestran que las mujeres prestan más atención a las tendencias en materia de innovación tecnológica, difusión del conocimiento y competencia por atraer talento.
  4. Desempeño organizacional más fuerte: existe una correlación positiva entre la presencia femenina en el directorio y un desempeño más fuerte de la empresa. Entre otros factores porque esto sugiere que existe un real compromiso con la diversidad; las mujeres en puestos directivos sirven como modelo e incentivo para las demás trabajadoras; y por el estilo más colaborativo y abierto de liderazgo que las directivas mujeres suelen demostrar en el directorio.
  5. Mayor confianza para el inversor: la inclusión de mujeres dentro de puestos directivos puede tener consecuencias beneficiosas para el inversor. A partir de iniciativas de fondos de inversión tales como CalPERS y PAX se están incluyendo medidores de género en la calificación de empresas.

 

Las compañías calificadoras están incorporando criterios de evaluación de género en las empresas debido a la repercusión que esto tiene sobre el desempeño organizacional.

Informe sobre Composición de Género en los directorios de las empresas bajo el régimen de oferta pública

Fuentes:

Comisión Nacional de Valores de la República Argentina Informe sobre Composición de Género en los directorios de las empresas bajo el régimen de oferta pública

Informe sobre género en directorios de empresas bajo el Régimen de oferta pública